fua_trabajo

El otro día, después de mucho tiempo, me dio por encender la tele y poner la típica tertúlia política. En ella hablaban de la posible consulta popular en Canarias por el tema de las prospecciones petrolíferas. En un momento dado, tratando el tema del coste que tendría una consulta de ese tipo, uno de los llamados “periodistas” dijo una frase que me encendió: “eso se monta una web con un par de botones, Sí y No, y ya está, no le costaría ni un euro al contribuyente”. La frase me encendió porque me parece tremendo que alguien que se dedica a una profesión que está tan poco valorada, tan mal pagada en los últimos años y que tan mal lo está pasando por culpa de ERES, recortes y demás, como es el periodismo, se atreva a valorar el coste del desarrollo de una web para gestionar una consulta popular como algo que “no le costaría ni un euro al contribuyente”, como si el trabajo que llevase el hacer eso fuese cero.

No cuento nada nuevo si digo que vivimos en un país donde no se valora ni el tiempo ni el trabajo de los demás. Seguro que no soy el único que ha escuchado demasiadas veces cosas como “los mecánicos cobran un pastizal por lo que hacen”, “¿vas a contratar a un pintor para pintar la casa? Pues te la van a clavar”, “los profesores cobran mucho por el poco tiempo que trabajan”, “no pasa nada por trabajar gratis, al final es experiencia para tu currículum” o, ya en mi sector, “¿cómo va a costar ese dineral una web?”. Mucha gente no se da cuenta de que el trabajo de los demás cuesta dinero, de que el tiempo y el esfuerzo de los profesionales, sean del sector que sean, ha de tener una remuneración acorde a dicho tiempo y esfuerzo, no se dan cuenta de que trabajar gratis no es un trabajo.

FUA toilet

La mayoría de las personas necesitamos trabajar para vivir, no nos podemos permitir tirar el dinero por el váter

Yo estoy acostumbrado a trabajar en un entorno profesional donde mis “clientes” han sido siempre grandes empresas que no se asustan cuando hay que hacer un portal de 50.000€ o una página para un especial (una página para un evento de uno o dos días y que cuando éste acaba la página desaparece) de 5000€. Por supuesto estas grandes compañías también regatean y te dicen que hay que ajustar precios, pero no porque no valoren tu trabajo, sino para intentar reducir costes.

Pero ahora que estamos intentando emprender y trabajar por nuestra cuenta tenemos que buscar otro tipo de cliente, el de la pequeña y mediana empresa, los cuales disponen de un presupuesto muy ajustado para hacer una pequeña web o para llevar la gestión de sus redes sociales. Y dado que buscamos ese perfil de cliente con un presupuesto ajustado nuestros precios también han de serlo. Y lo son, y mucho. Tan ajustados que muchas veces, cuando preparamos un presupuesto, nos tenemos que recordar a nosotros mismos que debemos valorar nuestro trabajo, y es que como dice Santiago Perdomo en este post, si no valoras tu trabajo tus clientes tampoco lo harán.

FUA dinero

No, con nuestros precios no vamos a acabar nadando en dinero

Y pese a tener precios ajustados, me sorprende (bueno, ya no tanto) el ver que hay gente a la que cuando les dices el precio de un rediseño, de una web o de gestionar sus redes sociales te miran como si les estuvieses intentando timar. Se creen que hacer una web profesional es lo mismo que lo que ellos pueden hacer instalando un wordpress y una plantilla prediseñada, o que ellos son capaces de gestionar las redes sociales igual que haría un Community Manager profesional (a estos les enseñaría los planes Social Media y las analíticas de Angela para que se pensasen dos veces si esto es posible).

FUA what the duck

Al final estas personas que piensan que les intentamos timar porque se creen que les podemos hacer una web por 300€ o que se piensan que un profesional va a gestionar sus redes sociales por 100€ al mes no son el tipo de cliente que buscamos. Nuestros clientes son gente que valora su tiempo tanto como su dinero, gente que igual que valora su trabajo también valora el de los demás, gente que sabe perfectamente que no es lo mismo que la web la haga su primo “que está estudiando nosequé de ordenadores” a que la hagan profesionales con un buen puñado de años de experiencia a sus espaldas, y gente que sabe perfectamente que la gestión de redes sociales y blogs lleva detrás mucha dedicación y que no es simplemente “escribir cuatro tuits y listo”.

Y volviendo a la historia de la consulta popular y el periodista, montar una infraestructura capaz de soportar el acceso de cientos de miles de personas en un día concreto, desarrollar una web que además sea capaz de gestionar certificados digitales para que no exista la posibilidad de que una persona vote más de una vez, crear una red de ordenadores en distintas localidades para que todo el mundo pudiese votar (no únicamente los que tengan un ordenador en casa) y pagar a la gente que ha de hacer todo ese trabajo no es algo que “no le costaría ni un euro al contribuyente”. Montar una web es algo que tiene un precio, y no son tres duros, por cierto.

trabajo

Si quieres ver la imagen más grande haz click sobre ella

Haz más molón este post dejándonos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>