Aunque parezca mentira, en la administración pública también se trabaja duro, por lo menos así era cuando estuve colaborando en la gestión de la aplicación de control de gasto de productos farmacéuticos y recetas para el Ministerio de Sanidad.

Una aplicación enorme de gran dificultad por la alta cantidad de datos pero que sacamos adelante gracias al esfuerzo y al buen rollo que teníamos todo el equipo.

Fran